lunes, 10 de febrero de 2014

Receta de Bizcocho integral de yogur, canela y pasas


Buenos días a todos!

Hoy queremos proponeros una exquisita receta de un bizcocho que hará las delicias de todos en casa, sobre todo para desayunar o merendar.
En invierno siempre apetece tener un buen bizcocho casero en casa.




Para la preparación utilizaremos nuestras riquísimas pasas de Corinto, sin pepitas, que harán que la receta sea mucho mas jugosa.

Además de nuestras ciruelas sin hueso




Los Ingredientes que vamos a necesitar:

  • 200 grs de harina de repostería
  • 150 grs de harina integral
  • 250 grs de azúcar integral
  • 200 ml de aceite de girasol
  • 3 huevos tamaño L
  • 1 yogur natural o griego
  • 1 sobre de impulsor químico
  • 50 grs de pasas Corinto La Azucena
  • 50 grs de ciruelas pasas sin hueso La Azucena
  • 5 grs de canela en polvo
  • 5 ml de esencia de vainilla (opcional)
  • 15 ml de ron miel (o vino moscatel)
  • pizca de sal



Preparación:


Precalentamos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
Cojemos un bol grande y batimos con las varillas los huevos junto con el yogur y el azúcar. Lo ideal es que coja bastante cuerpo, así que hay que estar buen rato batiendo o usar las varillas eléctricas. El resultado debe ser una mezcla homogénea.

Incorporamos el aceite, en nuestro caso de girasol que es más suave, la canela molida, la esencia de vainilla, el ron miel y la pizca de sal. Seguimos batiendo hasta integrarlo bien.

 En un colador o tamiz ponemos las harinas y el impulsor químico y tamizamos sobre la mezcla anterior. Batimos nuevamente la mezcla hasta integrar la harina y que quede una mezcla de textura suave.

Vertemos en el molde que hayamos elegido, según la forma que queramos que tenga el bizcocho, previamente engrasado y enharinado o en un molde de silicona. Distribuimos las pasas enteras y las ciruelas cortadas en cuartos. Espolvoreamos un poco de azúcar moreno por la superficie y metemos al horno.

 Horneamos unos 40 minutos o hasta que al pinchar un palito de madera o un cuchillo éste salga limpio.

Una vez horneado, sacamos del horno y dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla antes de desmoldar.

Ya lo tendríamos listo para comérnoslo, acompañado de un buen café o una taza de chocolate caliente, que con este frío que hace nos sentará de maravilla.

Espero que os animéis a probarlo!


1 comentario:

  1. Me he lanzado este fin de semana a hacer la receta y me ha salido delicioso! gracias por la receta.

    ResponderEliminar